Crédito rápido online

Un crédito rápido online es la forma más fácil de conseguir dinero fácil y rápido. Por lo general, este tipo de créditos se otorgan desde internet, sin nómina, sin aval e incluso si estás en el fichero de morosos o AFNEF.

Este tipo de préstamos online, son la opción ideal para personas que necesitan dinero en menos de 24 horas, sin tener que hacer papeleos, y todo a través de internet, pudiéndose pedir el crédito incluso desde el teléfono móvil. Un crédito rápido online se pide en muy poco tiempo, y sin salir de tu casa.

La principal característica de estos créditos, es que los requisitos que piden suelen ser muchísimo más bajos que los que pide un banco tradicional. El banco tradicional suele pedir una nómina, un aval y suele denegar el crédito a autónomos o personas con contrato temporal. En cambio, los créditos rápidos online se otorgan incluso a personas sin nómina.

¿Cuál es la cuantía de un crédito rápido online?

Por norma general, las cantidades son pequeñas, digamos para pasar un apuro. Se puede pedir un préstamo rápido online a partir de 50 euros al mes, y se puede extender hasta 1000 euros o más en algunas compañías.

Por norma general, esta clase de producto financiero requiere de confianza por parte del prestamista, así que suele haber una cantidad límite inicial, que se irá aumentando a medida que vayas haciendo los pagos correctamente. Por norma general, el límite suele ser de 300 euros, una cantidad pequeña, pero suficiente para hacer frente a cualquier imprevisto.

¿Cuál es el interés de un préstamo online?

Por lo general, el interés de estos préstamos suele superar al interés que nos ofrece un banco, algo lógico, pues de alguna forma habría que compensar los pocos requisitos que nos piden para solicitar un crédito rápido online.

Sin embargo, como el préstamo se suele pagar a mes vencido, al final no es una cantidad demasiado elevada. Por otro lado, muchas compañías te ofrecen como regalo de bienvenida el primer préstamo a coste completamente cero, siempre que lo devuelvas a tiempo.

¿Cuáles son las ventajas de pedir un préstamo rápido a través de internet?

  • Sin papeleos: Principalmente, este tipo de producto financiero es sin papeleos, es decir, que tan sólo tienes que entrar a la página web de la entidad financiera y rellenar tus datos personales, algo que te llevará menos de 5 minutos. Después de un pequeño análisis, se te pedirá un número de cuenta y te ingresarán el dinero, así de fácil es pedir un crédito rápido online.
  • Pocos requisitos: Los créditos online tienen muy pocos requisitos, ya que no suele ser necesaria una nómina, ni siquiera unos ingresos fijos y estables. De esta forma, casi cualquier persona podrá conseguir dinero rápido.
  • Con instator: Antiguamente, había que enviar los últimos meses de su extracto bancario para solicitar el préstamo, algo que lo hacía engorroso y difícil. Sin embargo, gracias a la herramienta instator, podrás entrar a tu banco online, y así, el prestamista podrá ver tu extracto bancario y saber inmediatamente si cumples los requisitos para solicitar el préstamo.
  • Dinero inmediato: Cuando solicitas un préstamo tradicional, el dinero suele tardar bastante tiempo en transferirse. Sin embargo, con un préstamo rápido, podrás solicitar dinero y recibirlo en menos de 24 horas, a veces incluso de forma instantánea en tu banco, apto así para cubrir cualquier emergencia.
  • Con ASNEF: Si estás en el fichero de morosos ASNEF, te puedes despedir de que tu banco te dé un crédito, pero no ocurre así con los créditos online rápidos. En éstos, muchas veces se acepta que estés en ASNEF, lo cual es genial, pues podrás solicitar dinero rápidamente pese a tener algún crédito a deber.
  • Prorrogable si no puedes pagar: Lo mejor de estos préstamos, es que, si no puedes pagar a tiempo, puedes solicitar una prórroga para ampliar el tiempo en el cual puedes pagar el préstamo. De este modo, nunca tendrás problemas y no entrarás en ASNEF, pues podrás aplazar el pago y atrasar la fecha de devolución por un pequeño coste.